Reflexiones importantes para empresas de Logística y Transporte

image006

Por Ignacio Borrego Polanco – Licenciado en Derecho.
Director Asociado de las empresas Press Log y Soma Log

Los indicios que sugieren que su organización “está demandando” la aportación de una consultoría externa especializada en los segmentos de Logística y Transporte
En mi amplia trayectoria como profesional del sector servicios encuentro, cada vez con mayor frecuencia, situaciones que demuestran con claridad, que una empresa requiere la colaboración de una organización externa que, con una visión diferente y alejada del “día a día” aporta valor para que la empresa mantenga un desarrollo adecuado y sostenido.
No me cabe ninguna duda de que siempre, el empresario actúa con la mejor de las intenciones, no obstante, especialmente en sectores como la logística y el transporte, los resultados se obtienen siempre a través de todas las personas que conforman la organización.

Para poder saber qué sucede exactamente en la organización, por qué se producen determinadas situaciones no deseadas, determinar hacia dónde estamos llevando a nuestra empresa, la aportación de los recursos internos ya no responde a las necesidades de la dirección.
Uno de los principales objetivos de la Dirección General es conseguir que nuestra organización camine hace dónde queremos ir, poniendo a disposición de los diferentes equipos los medios humanos y materiales necesarios para conseguirlo.
En un mundo cada vez más competitivo, con independencia de los recursos disponibles, el factor humano acaba marcando la diferencia.

Desde Press Log, elaboramos un pequeño decálogo con 10 síntomas que ponen de manifiesto que la organización necesita la aportación externa:
1.       Excesiva rotación del personal –  Si existe una rotación de personal superior al promedio del sector, la organización ya dispone de información, y por lo tanto debe analizar las causas que llevan a tal situación para tomar las medidas que corrijan esa deficiencia.
2.       El Director General se involucra en casi todas las decisiones – Esta circunstancia, cada vez más frecuente, especialmente en empresas de porte mediano en el sector de L&T indica con claridad que algo falla; es necesario actuar con rapidez.
3.       Existe una clara desmotivación en los diferentes equipos de trabajo
Laxitud, hacer por hacer, esperar que llegue la hora de terminar la jornada, la falta de ilusión, son síntoma de desmotivación. Con personas desmotivadas es absolutamente imposible alcanzar objetivos ambiciosos
4.       Hace muchos años que no lanzamos un nuevo producto/servicio
Las empresas que se acomodan, que hacen lo mismo de siempre y de la misma forma, finalmente y sin remisión, se ven superadas por otros que hacen lo mismo, en menos tiempo, con más eficacia, con más valor añadido, o con menos coste.
5.       La imagen de la empresa no ha evolucionado y sigue igual que hace 40 años (envejecimiento progresivo)
Empresas en la que solo con “echar un vistazo” a sus instalaciones, logos, presentaciones, etc. Podemos apreciar que “están ancladas en el tiempo” …. En la época en la que el “padre fundador” la gestionaba con éxito. Las empresas son entidades, no personas… salvo en el plano jurídico. Las personas mueren, las empresas pueden vivir renovándose y adaptándose a los tiempos.
6.       Falta de implicación en la empresa
Empresas cuyos empleados no tienen la menor implicación… es decir, los empleados acuden cada mañana a su puesto de trabajo por un único motivo: Cobrar el montante de su nómina el último día del mes.
7.       Desorientación de la Dirección
Ejecutivos de alto nivel y empresarios que pierden su tiempo controlando el cumplimiento de normas de régimen interno, tales como: “antes de salir de los vestuarios, asegúrese de que se han apagado todas las luces.
8.       Falta de orientación al cliente
Empresas que no se acuerdan de que existe la competencia, y que los clientes pueden estar comparando lo que reciben con las ofertas que existen en el mercado.
No cuidar al cliente es un factor muy común de fracaso empresarial
9.       Falta de creación, de innovación
Actitud acomodaticia, falta de imaginación y estancamiento. Los mismos servicios durante toda la vida de la empresa. Esa circunstancia es percibida por el mercado y deteriora la imagen de una manera concluyente.
10.    Falta de comunicación interdepartamental
En muchísimas organizaciones existen departamentos que trabajan “por su cuenta” y que solo responden de su gestión, eficiente o deficiente, ante el consejo de administración. No existe la menor comunicación entre los diferentes departamentos y eso provoca situaciones muy comprometidas